Entradas

Cómo llevar a cabo la retención del talento en tu empresa

¿Cómo retener el talento en tu empresa? 5 estrategias que funcionan

Cómo llevar a cabo la retención del talento en tu empresa

Una empresa es tan buena como lo son las personas que lo conforman. Los empleados de una corporación son lo más importante de ella. Son los que marcan la diferencia, aportan ideas, llevan a cabo proyectos y, en general, hacen que todo siga girando.

Hoy vengo a hablar sobre un tema muy importante que deberían plantearse todos los grandes directivos de las empresas: la retención del talento.

¿Qué es la retención del talento?

La retención del talento es la habilidad que tienen las empresas de mantener y cuidar a esos empleados que aportan valor a la corporación, y reducir la rotación de puestos. Esto se consigue con la creación de un buen ambiente de trabajo, y ofreciendo salarios competitivos, beneficios y fomentando la conciliación laboral y familiar.

¿Qué beneficios tiene la retención del talento?

Como ya hemos dicho, las empresas están formadas por personas y son estas el recurso más valioso que tienen. Es verdad que la tecnología y la innovación son muy importantes, pero incluso aunque tu empresa sea 100% tecnológica, necesita de personas con talento para utilizar todas esas herramientas.

Retener el talento en tu empresa, tiene muchos beneficios, entre los cuales están:

  1. Incrementar la productividad.
  2. Construir un buen ambiente de trabajo.
  3. Ayuda a la innovación.
  4. Aumentar el valor de tu empresa.
  5. Ayuda a conseguir objetivos.
  6. Mejora la toma de decisiones de tu empresa.

Todo lo anterior se mantiene gracias a que los empleados están satisfechos con su rol y se sienten realizados en su puesto de trabajo, lo que hace que estén motivados y caminen juntos hacia una meta final.

5 ESTRATEGIAS PARA LA RETENCIÓN DE TALENTO

1. DA LA OPORTUNIDAD DE CRECER

Todos tenemos ambiciones: queremos ser mejor en nuestro puesto de trabajo, seguir aprendiendo y conseguir superarnos día a día.

Es por eso que es muy importante que las empresas ofrezcan oportunidades de promoción a los empleados, e incentiven el crecimiento profesional.

2. FOMENTA LA CREATIVIDAD EMPRESARIAL

Todos pensamos que la creatividad es importante, pero, ¿cuántas empresas realmente fomentan la creatividad en los métodos de trabajo?

La semana pasada hablamos sobre cómo de importante era la innovación en una corporación. Creatividad e innovación van de la mano. Las empresas deberían permitir a los empleados resolver el mismo problema de maneras diferentes. ¡Cuando se sale de la zona de confort es cuando se tienen las grandes ideas!

3. PIDE QUE TE DEN FEEDBACK

La comunicación es la base de los buenos equipos de trabajo. Está muy bien que los directivos den feedback constante de lo que está ocurriendo a sus empleados, pero, además de esto, deberíamos dejar que los empleados opinaran y pudieran comentar acerca de cómo se están llevando a cabo los proyectos. Ojo, si pides opinión tienes que ser consecuente y aceptar los cambios.

La mejor comunicación es la bidireccional, donde las dos partes comparten información y llegan a un acuerdo común.

4. OFRECE LOS RECURSOS NECESARIOS PARA TRIUNFAR

Una vez que hemos definido los objetivos de la empresa, tenemos que conocer cuales son las herramientas y recursos que necesitamos para llevarlos a cabo.

Si quieres ayudar a tus empleados a triunfar, tienes que estar en contacto con ellos, preguntarles especialmente que es lo que necesitan para llevar a cabo su trabajo y si hay algo en lo que les puedes ayudar. Esto mejorará mucho el flujo de trabajo y la comunicación entre equipos.

En este último año el simple hecho de proponerle el trabajo en casa con herramientas adecuadas para ello es una muestra. Empresas del sector asegurador en el mes de marzo de 2020 dotaron a cada empleado con un bono de 500 euros para material de teletrabajo.

5. EVITA CAMBIOS BRUSCOS EN TU EMPRESA

Los cambios son necesarios e inevitables. Todos los sabemos. Sin embargo, un aspecto esencial de un ambiente en la oficina relajado y basado en la confianza está estrechamente relacionado a cómo los cambios suceden en las empresas.

Los cambios pueden llegar a ser muy estresantes. Es verdad que tus empleados pueden tener la habilidad de adaptarse al cambio y que no les cueste mucho esfuerzo adaptarse a una nueva situación.

Como consejo te diría que implementaras un cambio tras otro, en lugar de aplicarlos todos al mismo tiempo. Así darás tiempo a tus compañeros a adaptarse a la nueva situación.

Y sobre todo, el primero en cambiar has de ser tú, un buen ejemplo es mejor que cualquier consejo.

6. FOMENTA LA CONCILIACIÓN LABORAL-FAMILIAR

Por mucho que nos guste nuestro trabajo, tenemos otras ocupaciones en nuestro día a día. Nuestro tiempo en familia, con nuestros amigos, hobbies, las horas de descanso… son una parte esencial de nuestro día a día y tenemos que cuidarlo y mantenerlo.

Tenemos que aprender a organizar el trabajo de nuestra empresa de forma que se tengan que realizar las menos horas extras posibles. Si optimizamos nuestro tiempo y mejoramos nuestra productividad, no hay necesidad de trabajar más.

Puedo asegurar que no solo estarán contentos los miembros de la empresa sino sus familiares, esto hace que cuando llegue ese pico de trabajo donde hay que darlo todo no se encuentren con la recriminación familiar.

A veces nos obcecamos en tener un horario partido de mañana y tarde por dar “más servicio” sin medir realmente la productividad de esas horas muertas.

Un simple control del tráfico en la oficina o de interacciones con clientes puede hacer ver a la empresa que las tardes no son tan productivas como pensamos.

En el post sobre conciliación laboral-familiar hablo un poco más sobre esto.

¿QUÉ ES LO QUE BUSCAS TÚ EN UN TRABAJO?

Al final, el mejor ejercicio para retener el talento de tu empresa consiste en ponerte en lugar del otro y pensar: ¿cómo me gustaría que me trataran a mi? Además, según un estudio realizado por CEB las cinco cosas que demandan los profesionales cuando están buscando un trabajo son:

  1. Estabilidad
  2. Compensación
  3. Respeto
  4. Beneficios en la salud
  5. Conciliación laboral/social

Teniendo esto muy en cuenta, debemos crear planes de trabajo y roles donde las dos partes salgan ganando. Tener a tus empleados contentos supone tener una empresa ‘contenta’ y esto hará que el flujo de trabajo y la comunicación mejore muchísimo y la consecución de objetivos sea mucho más fácil y dinámica de llevar a cabo.

¿Qué piensas de la retención de talento? ¿Es un factor importante en tu empresa?