Qué es un mentor y cómo puedes conseguir uno en 5 pasos

Qué es un mentor y cómo puedes encontrar uno en 5 pasos

Qué es un mentor y cómo puedes conseguir uno en 5 pasos

Desarrollarse profesional y personalmente es una cuestión que todos perseguimos y nos preocupa. La mayoría de nosotros siempre estamos pensando la manera de ser mejores y superarnos a nosotros mismos.

Sin embargo, como probablemente sepas, no estamos solos, y hace falta rodearse de gente brillante y con más experiencia que tú para que puedas absorber todo ese nuevo conocimiento y hacerlo tuyo.

A pesar de que la mayoría de la gente piensa que es beneficioso tener un mentor, realmente pocos son los que saben buscar uno y crear esta estrecha relación de confianza.

El secreto de mi éxito fue rodearme de personas mejores que yo – Andrew Carnegie

En el post de hoy quiero hablar sobre la mentoría, cómo funciona y por qué puede ayudarte a mejorar y crecer tanto en el trabajo, como en la vida profesional. Buscar un mentor no es fácil, pero una vez que se encuentra, se crea una relación muy fuerte en la que ambas partes ganan y se nutren bidireccionalmente.

¿Qué es un mentor?

Esta es la primera pregunta que deberíamos plantearnos. ¿Qué es lo que hace un mentor y cómo puede ayudarme?

La mentoría consiste en una relación profesional mutua, en la cual un profesional con más experiencia y conocimiento (el mentor) comparte toda esa sabiduría con otro profesional menos experienciado (el aprendiz).

Un mentor es alguien que puede hacer el papel de guía, que te anima a conseguir nuevas oportunidades, te propone retos para que demuestres tus conocimientos, y te conduce a situaciones en las que tienes que imaginar distintas soluciones y llevarlas a cabo.

La mayoría de las veces el mentor va a pertenecer a tu misma industria o sector, o que desempeña el mismo rol que tú. Aunque puede darse el caso de que un mentor esté en el mismo escalón jerárquico que tú, normalmente suelen estar por encima y ocupar puestos de mayor responsabilidad.

¿Cómo encontrar el mentor adecuado para ti?

Una vez que hemos visto qué es un mentor, voy a darte cinco consejos para encontrar la mejor persona que se adapte a ti y puedas sacar provecho de toda su sabiduría y experiencia.

1. TEN CLARO TUS OBJETIVOS

Lo primero que debes hacer antes de empezar a buscar un mentor es saber que es lo que quieres hacer con tu carrera.

Con esto no estoy diciendo que ya tengas que averiguar lo que quieres hacer durante toda tu carrera profesional ( de hecho, yo siempre digo que hay que dejar espacio para aquello que pueda surgir por el camino), sin embargo, conocer qué es lo que profesionalmente quieres a corto plazo te ayudará a definir mucho mejor el tipo de persona que necesitas a tu lado. Márcate unos objetivos e intenta enfocarte en ellos.

2. ENCUENTRA A LA PERSONA ADECUADA

Este es uno de los factores más delicados, pero a la vez más importantes de todo el proceso. Antes de elegir la persona que quieres que sea tu mentor, haz una investigación exhaustiva de tu red de contacto y evalúa los pros y contras que te puede suponer elegir a un profesional u otro.

Una vez que ya has hecho una investigación previa de lo que quieres conseguir, mira a tu alrededor. Fíjate en tus compañeros, jefes, amigos, compañeros de estudios…

Investiga sobre lo que hacen, cuáles son sus competencias y cómo podrían ayudarte a ti. Piensa que el mentor es alguien al que te gustaría parecerte, por lo que debes conocerlo muy bien y saber cómo te puede ayudar.

Aunque creas que esto debe ser fruto de la casualidad, seguro que hay algo que ha hecho que lleguéis a ese punto de entendimiento.

Como dice una de las personas más sabias del sector asegurador,  Pepe Ruíz Hortelano,  lo importante es reconocer a los que no te aportan, de esta manera  te quedas con los buenos. 

3. TEN EN CUENTA DIFERENTES PERSPECTIVAS

La respuesta es sí, puedes tener más de un mentor. Si perteneces a una empresa grande con diferentes departamentos, puedes encontrar mentores de diferentes ramas y que te ofrezcan una perspectiva única de cada situación: finanzas, contabilidad, marketing…La idea es »aprender de alguien que se dedique algo diferente a mí».

Es una buena manera de abrir tu mente y ampliar tu conocimiento sobre diferentes materias. 

4. SÉ HUMILDE

Esta relación debe basarse en el respeto, la comunicación y la gratitud. Al fin y al cabo, si una persona acepta ser tu mentor, está aceptando compartir todo su conocimiento contigo, ayudarte en todo lo que pueda y resolver las dudas que te vayan surgiendo por el camino.

Es por eso que debes estar dispuesto a escuchar, a reconocer que puedes equivocarte y sacar tu lado más humano para crear una relación basada en la confianza. 

Es de bien nacido ser agradecido, reconócele su labor con amabilidad, respeto y gratitud.

5. NUTRE LA RELACIÓN

Mientras mejor sea la relación que formes con tu mejor, mayores posibilidades de llegar a ser como él tendrás en un futuro.

Para esto, hace falta confianza y tiempo, pero una vez se consiga, las dos partes se sentirán muy satisfechas con su relación. Como todas las relaciones hace falta cuidarla y protegerla. Para eso puedes mostrarle los progresos que has realizado gracias a sus consejos, preguntarle dudas sobre temas concretos, no llegar tarde a vuestras reuniones…

Tus mentores se nutren igualmente con tu experiencia, seguro que le aportas algo que le hace sentirse a gusto en vuestra relación, aunque sea un chiste de vez en cuando 😉

 

Como has podido comprobar, elegir un mentor es una de las mejores oportunidades que tenemos para crecer y desarrollarnos como profesionales. No importa la edad que tengas, sino la predisposición,  ganas de aprender y escuchar a otras personas que son grandes profesionales en su trabajo. 

El éxito no es el único atributo que debes buscar a la hora de elegir un mentor, sino mirar más profundamente, y comprobar que los valores, formas de trabajar y soft skills de esa persona son las que te gustaría conseguir en un futuro, y reconocer si esa persona puede ayudarte a conseguirlas.

No puedo terminar este artículo sin mencionar a dos de mis mentores a lo largo de mi carrera profesional, Enrique Fernández y Javier Sierra ¡¡Gracias!!

 

Cómo llevar a cabo la retención del talento en tu empresa

¿Cómo retener el talento en tu empresa? 5 estrategias que funcionan

Cómo llevar a cabo la retención del talento en tu empresa

Una empresa es tan buena como lo son las personas que lo conforman. Los empleados de una corporación son lo más importante de ella. Son los que marcan la diferencia, aportan ideas, llevan a cabo proyectos y, en general, hacen que todo siga girando.

Hoy vengo a hablar sobre un tema muy importante que deberían plantearse todos los grandes directivos de las empresas: la retención del talento.

¿Qué es la retención del talento?

La retención del talento es la habilidad que tienen las empresas de mantener y cuidar a esos empleados que aportan valor a la corporación, y reducir la rotación de puestos. Esto se consigue con la creación de un buen ambiente de trabajo, y ofreciendo salarios competitivos, beneficios y fomentando la conciliación laboral y familiar.

¿Qué beneficios tiene la retención del talento?

Como ya hemos dicho, las empresas están formadas por personas y son estas el recurso más valioso que tienen. Es verdad que la tecnología y la innovación son muy importantes, pero incluso aunque tu empresa sea 100% tecnológica, necesita de personas con talento para utilizar todas esas herramientas.

Retener el talento en tu empresa, tiene muchos beneficios, entre los cuales están:

  1. Incrementar la productividad.
  2. Construir un buen ambiente de trabajo.
  3. Ayuda a la innovación.
  4. Aumentar el valor de tu empresa.
  5. Ayuda a conseguir objetivos.
  6. Mejora la toma de decisiones de tu empresa.

Todo lo anterior se mantiene gracias a que los empleados están satisfechos con su rol y se sienten realizados en su puesto de trabajo, lo que hace que estén motivados y caminen juntos hacia una meta final.

5 ESTRATEGIAS PARA LA RETENCIÓN DE TALENTO

1. DA LA OPORTUNIDAD DE CRECER

Todos tenemos ambiciones: queremos ser mejor en nuestro puesto de trabajo, seguir aprendiendo y conseguir superarnos día a día.

Es por eso que es muy importante que las empresas ofrezcan oportunidades de promoción a los empleados, e incentiven el crecimiento profesional.

2. FOMENTA LA CREATIVIDAD EMPRESARIAL

Todos pensamos que la creatividad es importante, pero, ¿cuántas empresas realmente fomentan la creatividad en los métodos de trabajo?

La semana pasada hablamos sobre cómo de importante era la innovación en una corporación. Creatividad e innovación van de la mano. Las empresas deberían permitir a los empleados resolver el mismo problema de maneras diferentes. ¡Cuando se sale de la zona de confort es cuando se tienen las grandes ideas!

3. PIDE QUE TE DEN FEEDBACK

La comunicación es la base de los buenos equipos de trabajo. Está muy bien que los directivos den feedback constante de lo que está ocurriendo a sus empleados, pero, además de esto, deberíamos dejar que los empleados opinaran y pudieran comentar acerca de cómo se están llevando a cabo los proyectos. Ojo, si pides opinión tienes que ser consecuente y aceptar los cambios.

La mejor comunicación es la bidireccional, donde las dos partes comparten información y llegan a un acuerdo común.

4. OFRECE LOS RECURSOS NECESARIOS PARA TRIUNFAR

Una vez que hemos definido los objetivos de la empresa, tenemos que conocer cuales son las herramientas y recursos que necesitamos para llevarlos a cabo.

Si quieres ayudar a tus empleados a triunfar, tienes que estar en contacto con ellos, preguntarles especialmente que es lo que necesitan para llevar a cabo su trabajo y si hay algo en lo que les puedes ayudar. Esto mejorará mucho el flujo de trabajo y la comunicación entre equipos.

En este último año el simple hecho de proponerle el trabajo en casa con herramientas adecuadas para ello es una muestra. Empresas del sector asegurador en el mes de marzo de 2020 dotaron a cada empleado con un bono de 500 euros para material de teletrabajo.

5. EVITA CAMBIOS BRUSCOS EN TU EMPRESA

Los cambios son necesarios e inevitables. Todos los sabemos. Sin embargo, un aspecto esencial de un ambiente en la oficina relajado y basado en la confianza está estrechamente relacionado a cómo los cambios suceden en las empresas.

Los cambios pueden llegar a ser muy estresantes. Es verdad que tus empleados pueden tener la habilidad de adaptarse al cambio y que no les cueste mucho esfuerzo adaptarse a una nueva situación.

Como consejo te diría que implementaras un cambio tras otro, en lugar de aplicarlos todos al mismo tiempo. Así darás tiempo a tus compañeros a adaptarse a la nueva situación.

Y sobre todo, el primero en cambiar has de ser tú, un buen ejemplo es mejor que cualquier consejo.

6. FOMENTA LA CONCILIACIÓN LABORAL-FAMILIAR

Por mucho que nos guste nuestro trabajo, tenemos otras ocupaciones en nuestro día a día. Nuestro tiempo en familia, con nuestros amigos, hobbies, las horas de descanso… son una parte esencial de nuestro día a día y tenemos que cuidarlo y mantenerlo.

Tenemos que aprender a organizar el trabajo de nuestra empresa de forma que se tengan que realizar las menos horas extras posibles. Si optimizamos nuestro tiempo y mejoramos nuestra productividad, no hay necesidad de trabajar más.

Puedo asegurar que no solo estarán contentos los miembros de la empresa sino sus familiares, esto hace que cuando llegue ese pico de trabajo donde hay que darlo todo no se encuentren con la recriminación familiar.

A veces nos obcecamos en tener un horario partido de mañana y tarde por dar “más servicio” sin medir realmente la productividad de esas horas muertas.

Un simple control del tráfico en la oficina o de interacciones con clientes puede hacer ver a la empresa que las tardes no son tan productivas como pensamos.

En el post sobre conciliación laboral-familiar hablo un poco más sobre esto.

¿QUÉ ES LO QUE BUSCAS TÚ EN UN TRABAJO?

Al final, el mejor ejercicio para retener el talento de tu empresa consiste en ponerte en lugar del otro y pensar: ¿cómo me gustaría que me trataran a mi? Además, según un estudio realizado por CEB las cinco cosas que demandan los profesionales cuando están buscando un trabajo son:

  1. Estabilidad
  2. Compensación
  3. Respeto
  4. Beneficios en la salud
  5. Conciliación laboral/social

Teniendo esto muy en cuenta, debemos crear planes de trabajo y roles donde las dos partes salgan ganando. Tener a tus empleados contentos supone tener una empresa ‘contenta’ y esto hará que el flujo de trabajo y la comunicación mejore muchísimo y la consecución de objetivos sea mucho más fácil y dinámica de llevar a cabo.

¿Qué piensas de la retención de talento? ¿Es un factor importante en tu empresa?

Imagen de rafa Nadal antes de un saque.

Cómo convertir la motivación en un hábito

Imagen de rafa Nadal antes de un saque.

Ya hemos hablado sobre la motivación en este blog. Es una gran aliada y todo trabajador desea controlarla y utilizarla a su gusto. Sin embargo, esto no es tan sencillo: hay días que tu cabeza está en otro lado, tus preocupaciones externas se anteponen a las laborales, o simplemente hay momentos en los que no ves un final de tu trabajo y eso hace que te cambie el humor.

Cuando tenemos muchísimo trabajo por delante, se nos nubla la mente y algunas veces no somos capaces de arrancar. ¿Cuál es la solución? Convertir la motivación en un hábito. Esto conseguirá que, no importa si tienes un día más duro o no, tus ganas de trabajar sean las mismas y podrás sacar trabajo adelante con mucho menos esfuerzo.

¿Cuándo comienza la motivación?

Esto es algo que me gustaría dejar claro. Mucha gente piensa que debemos de hacer cosas cuando nuestro estado anímico está contento y preparado para trabajar. Creemos que justo después de ver un video, asistir a un webinar motivacional o leer un libro sobre este tema, vamos a saltar de la silla y sentirnos completamente motivados. Nada más lejos de la realidad.

La motivación suele ocurrir como resultado de una acción, no antes. Es decir, realizar pequeñas acciones cada día, ponerse a trabajar y conseguir los resultados propuestos, son pequeñas píldoras que, inconscientemente, hacen que nos sintamos realizados y más motivados con nuestro trabajo.

Dicho esto, aquí va el primer consejo: no esperes tener motivación antes de ponerte a trabajar. Comienza a trabajar y la motivación te alcanzará por el camino.

Leer más

Método Agile para la gestión del tiempo y los proyectos

Método Agile para la gestión de proyectos

Método Agile para la gestión del tiempo y los proyectos

Esta semana hemos lanzado  un proyecto en el que llevamos trabajando varios meses y sobre el que nos hemos basado en esta metodología de trabajo, Espanor SITTe.

El método Agile es un proceso que mejora la productividad y el flujo de trabajo.

Es más que una metodología, podríamos decir incluso que es una filosofía de trabajo que conlleva una forma diferente de trabajar y organizarse las tareas. Agile es una manera de adaptarse al cambio, de crear equipos autogestionados y autosuficientes y es un estilo de dirección basado en el empoderamiento y la comunicación bidireccional, que nos ha permitido conseguir los resultados con personas en Málaga, Granada y Barcelona.

Esta nació como un método para crear herramientas de Software y, poco a poco, se fue implementando hacia diferentes sectores empresariales gracias a su eficacia y simplicidad. Como dice su propio nombre, es ágil (Agile), lo que supone realizar pequeños cambios en la forma de trabajar, pero con grandes resultados finales.

¿Cómo funciona la metodología Agile?

Al contrario de los métodos de trabajo tradicionales, que consisten en una línea recta en el tiempo, y las tareas van surgiendo en modo escalonado, el método Agile consiste en la creación de varios ciclos, interconectados entre sí. Cada ciclo consiste en el diseño, implementación, testeo y despliegue de las diferentes fases del trabajo.

Método Agile para la gestión de proyectos

Dentro de cada ciclo, hay varias fases bien definidas, que pueden explicarse como:

  1. Evaluación de procesos y organización de la empresa. Esta es la fase del análisis interno y externo de la empresa. Tenemos que conocer cómo se gestionan los recursos de nuestra empresa, los procesos de toma de decisiones y la definición de objetivos… entre otros. En general, debemos conocer muy bien todos nuestros esfuerzos internos, y a quienes van dirigidos.
  2. Ideas de mejoras para la optimización del proyecto. Una vez conocido los puntos débiles de la empresa, llevar a cabo un brainstorming, donde se presenten ideas para mejorar la productividad y las diferentes fases de ejecución de un proyecto. Para ello realizamos varias sesiones de benchmarking donde recogimos prácticas de éxito útiles para el resultado final.
  3. Diseño de las mejoras junto al cliente. Dentro del método Agile, el cliente tiene un papel protagonista. Debemos darle un feedback constante y ofrecerle un papel importante en la toma de decisiones. En nuestro caso particular, creamos un equipo de proyecto compuesto por miembros de la empresa contratante.
  4. Implementación de los cambios. Es un efecto paulatino, que se basa en el »prueba-error». Se debe implementar poco a poco en los diferentes proyectos y trasladarse poco a poco al resto de la organización.
  5. Evaluación y seguimiento de los cambios. Para implementar esta metodología, es necesario la disrupción constante para ver si se están haciendo las cosas bien, y el análisis diario de los procesos agile.

LOS 4 VALORES DEL MÉTODO AGILE

El manifiesto Agile está basado en cuatro valores principales:

  • Individuos e interacciones sobre procesos y herramientas.

Esto quiere decir que los trabajadores son el activo más valioso que tiene nuestra empresa, y debemos cuidarlos por encima de todo. 

  • Colaboración con el cliente sobre negociación contractual.

Debemos adaptarnos a las necesidades del mercado, y por ende, a las de nuestro cliente.

  • Respuesta ante el cambio sobre seguir un plan.

Esta metodología se basa en la constante evolución y adaptación a los problemas que vayan surgiendo por el camino. Cuando seguimos una metodología ágil, donde no hay única manera de hacer las cosas, los imprevistos son mucho más fáciles de solventar y superar.

  • Trabaja en el ‘software’ antes que en la documentación.

Como sabemos, este proceso nació en sectores de la mecánica y la ingeniería. De hecho, nuestro proyecto se compone, entre otras partes, de una aplicación privada de trabajo de más de 400 personas simultáneamente.  Este valor radica en que se debe trabajar más en optimizar el software y el flujo de trabajo. Primero a la plataforma, ¿funciona? Sí, pues a documentarlo.

De esta forma, hemos conseguido optimizar el tiempo además de ahorrar toneladas de papeles en la oficina.

LOS 12 PRINCIPIOS DEL MÉTODO AGILE

Además, esta metodología, que cómo ya hemos dicho, tiene más de filosofía de trabajo que de método en sí, se sustenta en doce valores principales, los cuales son:

  1. La mayor prioridad debe ser satisfacer al cliente e informarle periódicamente del estado del proyecto. Informes periódicos del avance ha hecho crecer la expectación en el cliente.
  2. Todos los cambios que puedan surgir son bienvenidos y pueden adaptarse al desarrollo del proceso. Tanto que hemos llegado a montar Dashboard muy interesantes para el sector asegurador.
  3. Entregas por tareas finalizadas frecuentemente, entre dos días y dos semanas, siendo mejor el periodo de tiempo más corto posible. (Tengo que admitir que a veces era de una hora para otra. El equipo estaba preparado).
  4. Los responsables del negocio y los encargados del proyecto trabajan juntos durante todo el trabajo.
  5. Construcción de proyectos en torno a trabajadores motivados y dándoles la oportunidad de dar su opinión. Apoyo constante a los equipos. Es primordial que todos vean que su opinión está plasmada en el resultado final.
  6. El método más eficiente para comunicar es la conversación cara a cara (online dadas nuestras localizaciones) entre equipos. Reuniones constantes para comprobar el estado del proyecto.
  7. El flujo de trabajo es la medida principal del progreso.
  8. La metodología Agile promueve el desarrollo sostenible.
  9. La atención continua a los detalles y al buen diseño.
  10. La simplicidad para maximizar la cantidad de trabajo que se hace, es esencial.
  11. Las mejores arquitecturas, requisitos y diseños emergen de equipos que se autoorganizan.
  12. En intervalos regulares, el equipo reflexiona sobre la forma de ser más efectivo y ajusta su conducta en consecuencia.

 

Algunos de los métodos Agile más importantes son el método Kanban, o el Scrum. Ambas te permiten adaptar la forma de trabajo a las condiciones del proyecto. Te aporta flexibilidad y te permite tener una respuesta positiva a los cambios repentinos que puedan surgir.

Te dejo aquí un artículo sobre el método Kanban y cómo puede mejorar tu productividad.

¡Si quieres conocer más sobre métodos ágiles, déjame un comentario y seguiré hablando sobre ellos en este blog!

 

La mejor manera de definir objetivos

La mejor manera de definir objetivos

La mejor manera de definir objetivos

Definir y trabajar sobre nuestros objetivos es algo que deberíamos hacer no sólo al principio de cada proyecto, sino durante toda su ejecución y análisis. Los objetivos son herramientas útiles e imprescindibles para cada empresa. Nos guían durante el camino que debemos de seguir en un proyecto concreto, y además nos dicen las pautas que debemos seguir para lograr el éxito. Son las líneas de actuación más fieles y precisas que tenemos.

En el artículo de hoy vamos a hablar sobre la mejor manera para definir objetivos. Conoceremos las partes y características que deben incluir o no cada uno de tus objetivos y forma más fácil de optimizarlos y definirlos.

Leer más

doce maneras de mantenerte motivado en tu puesto de trabajo

12 sencillas maneras de mantenerte motivado

doce maneras de mantenerte motivado en tu puesto de trabajo

Estos días a todos los cuesta tener motivación por algo. La situación de pandemia que nos ha tocado vivir nos quita las fuerzas y en el momento que encendemos la tele solo nos da ganas de tumbarnos en el sofá y no salir de casa.

Sin embargo, la vida sigue, y nosotros con ella. Tenemos que seguir yendo a trabajar, levantarnos cada mañana y qué diablos, disfrutar los días. Que vida solo hay una y pasa volando.

Es por eso que hoy quiero hablarte sobre algunas maneras de mantenerte motivado, sobre todo en el trabajo.

¿Qué es la motivación?

Antes de nada, dejemos esto claro. ¿Qué es lo que realmente queremos decir con este concepto?

La motivación es, en pocas palabras, la predisposición que tengas a la hora de hacer las cosas. Es decir, la conducta y manera de actuar que tienes al llevar a cabo metas o fines determinados.

Todo el mundo está motivado por diferentes motivos. Entender que es lo que realmente te motiva puede suponer el fracaso o el éxito de lo que estás haciendo.

Leer más

Metodo efecto dominó

Método dominó para gestión del tiempo

Metodo efecto dominó

Hoy me gustaría comenzar con una frase, del escritor inglés Charles Buxton:

«Nunca vas a encontrar tiempo para nada. Si quieres tiempo, debes crearlo tú.»

Lo cierto es que tiene razón. Nosotros mismos somos los que muchas veces nos ponemos las excusas y decidimos aplazar ciertas tareas porque simplemente «no tenemos tiempo». Esta afirmación es tan verdad, como mentira. Solo depende de tu actitud antes esas tareas pendientes.

La gestión del tiempo es un aspecto esencial en nuestra vida, tanto personal, como familiar. Una cuestión que a todas las empresas les gustaría controlar y optimizar al máximo. El tiempo es nuestro recurso más valioso y aprender a utilizarlo nos hace mejorar nuestra calidad de vida y el buen hacer de nuestras compañías.

Es por eso que hoy quiero hablar de un método de gestión del tiempo, llamado Efecto Dominó. Estoy seguro que sabes de lo que te hablo, pero, ¿has pensando en el dominó como una forma de gestionar el tiempo? Vamos a verlo.

Leer más

7 maneras eficaces de crear oportunidades

Seguro que has escuchado más de una vez: las oportunidades están ahí fuera, ¡solo tienes que ir a buscarlas! 

Sí, nosotros también lo hemos dicho. Sí, suena muy bonito. Sí, y tiene parte de razón. Las cosas buenas le ocurren a la gente que provoca que les pase. Las nuevas oportunidades no te van a llamar a la puerta de tu casa y presentarse así solitas, eso es cierto.

Pero, por otro lado, ¿dónde están esas susodichas oportunidades? ¿Vamos a ir a comprar el pan y vamos a encontrarnos con una nueva oferta de empleo o una increíble oportunidad  de negocio? Bueno, no voy a ser yo quien te diga que no a eso, porque puede ser, pero a pocos les pasa.

Sin embargo, sí que hay una manera de crear oportunidades, buscarlas y analizar las que más nos convienen para ir con todo a por ellas.

En el post de hoy voy a hablarte sobre 7 maneras  fáciles  para encontrar oportunidades ya sea para tu empresa, tu crecimiento profesional o personal.

Leer más

Consigue los mejores métodos para ampliar y mejorar tu networking, y mantener una red de contactos duradera en el tiempo.

5 consejos claves para mejorar tu networking

Consigue los mejores métodos para ampliar y mejorar tu networking, y mantener una red de contactos duradera en el tiempo.

No importa a qué sector te dediques o cuál sea el ámbito de tu trabajo, el networking está presente en todos los sectores empresariales y es necesario llevarlo a cabo en todas las empresas. Esto te puede ayudar a aprender de otros profesionales, a crear nuevos proyectos y colaboraciones con otras empresas, y en definitiva, a abrirte nuevas puertas que ni siquiera sabías que existían.

Entonces, ¿qué es networking? Es muy fácil. Es el término anglosajón de «hacer contactos». Esta palabra se utiliza cada vez más en eventos, conferencias, webinars… La verdad es que nadie puede negar la importancia de tener una buena red de contactos. Ya sabes lo que dice el refrán: «Quien no tiene padrino, no se bautiza«. 

Y no estoy hablando de «enchufe». Se trata de generar relaciones de calidad con otros profesionales para mostrar tu trabajo y tus habilidades en el sector.

En el artículo de hoy voy a darte varios consejos para mejorar tu networking y crear relaciones de calidad que te ofrezcan nuevas oportunidades, tanto de negocio como de conocimiento.

Leer más

Ejemplo de un Diagrama de Gantt para organizar las tareas y gestionar proyectos de forma efectiva y visual

¿Qué es un Diagrama de Gantt? Cómo usarlo y ejemplo

Tienes un gran proyecto por delante. Fechas de entrega, reuniones, llamadas, análisis de presupuestos… Hay mil y una cosas que hacer. Tus compañeros te acribillan a mensajes y correos electrónicos y tu no sabes ni por donde te vienen las tortas. Las tareas se solapan y no sabes cuando empieza una, termina otra, si están interconectadas o si son independientes entre sí. Lo único que sabes es que tienes mucho trabajo por delante, muy poco tiempo y un escritorio donde no cabe un papel más.

Te podría decir que estuvieras tranquilo, que eso le pasa a todo el mundo y que al final todo se organizará por sí solo. Pero no sería verdad. En vez de eso, hoy te vengo a hablar del Diagrama de Gantt, una manera muy fácil e intuitiva de organizar todo tu trabajo y saber que es lo que debes hacer en cada momento.

El Diagrama de Gantt es un esquema que representa visualmente un proyecto a lo largo del tiempo. Normalmente, está dividido por tareas y representa el estatus de dicha tarea por colores. Por ejemplo, en rojo las tareas que aún están por terminar, en azul las que están pendientes de revisión y las verdes, las que ya se han realizado.

Leer más